Japón lanzó al espacio su primer cohete de bajo costo

0
260
Japón lanzó este sábado al espacio un telescopio de observación remota de planetas gracias al Epsilon-1, un cohete pequeño y fácil de poner en órbita que abre una nueva era de lanzamientos a bajo costo.
Epsilon, de 24 metros de alto y 91 toneladas, despegó del centro espacial de Uchinura, situado entre las montañas de la prefectura de Kagoshima.
"Todo va perfectamente", dijo la agencia, y "el telescopio-satélite Sprint-A se separó como estaba previsto del cohete" aproximadamente una hora después del despegue.
El éxito de la misión fue recibido con aplausos por los ingenieros, llega tras dos aplazamientos que hicieron temer un fracaso al gobierno japonés, con grandes ambiciones espaciales para rivalizar con sus vecinos, Corea del Sur y China.
"Esta prueba superada muestra el alto grado de fiabilidad de las tecnologías espaciales japonesas", declaró en un comunicado el primer ministro japonés. 
Inicialmente, Epsilon tenía que salir de la Tierra el 22 de agosto, pero un problema técnico detectado pocos días antes obligó a aplazar el tiro.
Este sábado el cohete despegó sin dificultad, a pesar de un retraso de 15 minutos sobre el horario previsto y de que un barco que faenaba en la zona tuvo que ser evacuado temporalmente.
Más de 900 personas se habían reunido ante una pantalla gigante en Tokio para presenciar el acontecimiento y recibieron con aplausos las imágenes del Epsilon subiendo hacia el cielo con una llama naranja rodeada de humo blanco.
El Sprint-A hará observaciones remota de planetas del sistema solar (Venus, Marte y Júpiter) y desde una órbita terrestre situada entre 950 y 1.150 km.
Epsilon es un cohete de tamaño relativamente pequeño, que permitirá llevar a cabo misiones más baratas, gracias a una reducción de los recursos humanos y de los preparativos necesarios", dijo el director del proyecto en la agencia espacial.
Este cohete sólo necesita algunos días de trabajo en las últimas etapas del lanzamiento y se puede controlar con simples computadoras portátiles, lo que permite a los ingenieros realizar ajustes hasta pocos momentos antes del tiro.
El Epsilon, sucesor del M-V que fue abandonado en 2006 por su alto costo, es el primer cohete desarrollado por Japón desde el H-2A de 2001, dos veces más grande, y que tuvo una variante (H-2B) que llevó a cabo una misión en 2009.
El coste de la producción y lanzamiento del Epsilon es de 3.800 millones de yenes (unos 37 millones de dólares), casi la mitad de lo que había costado el M-V.
Gracias a sus tres cohetes, Japón tiene una de las tasas de éxito en sus misiones más altas del mundo. 
– AFP, UN

Leave a reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close