Francia convoca al embajador de EEUU por “inaceptable” caso de espionaje

0
159
Reuters
Francia convocó el miércoles al embajador de Estados Unidos en París para que explique una información de WikiLeaks sobre prácticas de espionaje del país norteamericano a varios líderes del gobierno francés, un hecho que el presidente François Hollande calificó como "inaceptable".
Las últimas revelaciones de espionaje entre los aliados occidentales llegan después de saberse que la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA, por sus siglas en inglés), había espiado en Alemania, y que la propia agencia de inteligencia germana, la BND, había colaborado con los norteamericanos para espiar a altos cargos, autoridades y empresas en varios lugares de Europa.
Hollande sostuvo una reunión de emergencia con sus ministros y oficiales de alto rango del Ejército después de las revelaciones de WikiLeaks de que la NSA había espiado a los últimos tres presidentes franceses. El portavoz del gobierno francés, Stephane Le Foll, dijo que se había enviado a un alto cargo de la inteligencia francesa a los Estados Unidos para confirmar que habían puesto fin a las actividades de espionaje.
"Francia no tolerará acciones que amenacen su seguridad y la protección de sus intereses", indicó el despacho de Hollande, y agregó que no es la primera vez que aparecen acusaciones en torno a prácticas de vigilancia de Estados Unidos sobre los intereses franceses.
"Hay compromisos con las autoridades estadounidenses. Deben ser recordados y respetados estrictamente", agregó.
El Ministerio de Relaciones Exteriores francés convocó al embajador estadounidense para discutir el tema. Después de reunirse con Hollande, varios parlamentarios dijeron que hablaría personalmente con el presidente norteamericano Barack Obama a lo largo de la tarde.
La embajada de Estados Unidos declinó hacer comentarios. Un comunicado del Consejo de Seguridad Nacional en Washington indicó que las prácticas no apuntaban a las comunicaciones de Hollande. El informe no dijo si habían tenido lugar hechos de espionaje en el pasado.
"Tenemos que verificar que el espionaje ha terminado", dijo Le Foll a los periodistas, agregando que les habían pedido a los ministros que fueran cuidadosos durante sus conversaciones telefónicas.
"Entre aliados es inaceptable e incomprensible. Francia no espía a sus aliados".  
Aunque Washington y París tienen buenas relaciones en general, Francia -que cuenta con poder de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU- defiende su independencia en política exterior y en los últimos dos años se han producido situaciones de fricción e irritación entre ambas partes.
Hollande se mostró decepcionado por la decisión de última hora del presidente Barack Obama de no atacar posiciones del gobierno sirio en 2013. Asimismo, funcionarios estadounidenses han criticado, en privado, la dura postura de Francia en las conversaciones por el programa nuclear de Irán.
 
Las revelaciones fueron publicadas primero en el diario francés Liberation y en la página web Mediapart, que dijo que la NSA espió a los presidentes Jacques Chirac, Nicolas Sarkozy y Hollande al menos entre 2006 y mayo de 2012.
Según los documentos, Sarkozy consideró reiniciar las conversaciones de paz israelí-palestinas sin la presencia de Estados Unidos, mientras que Hollande temía una salida de Grecia de la zona euro en 2012.
Le Foll dijo que el gobierno aún no había decidido si poner en marcha procesos legales como hizo Alemania, pero, entre las voces que pedían represalias desde algunos sectores, quitó hierro a las consecuencias diplomáticas de lo ocurrido.
"Con las amenazas a las que nos enfrentamos, y dado los vínculos históricos que nos unen, tenemos que mantener la perspectiva", dijo. "No vamos a romper los lazos diplomáticos".
El fiscal general de Alemania cerró una investigación de un año ese mes, sobre el posible espionaje en el teléfono móvil de Angela Merkel por parte de espías estadounidenses.
Claude Gueant, el antiguo jefe de gabinete de Sarkozy y uno de los objetivos de la NSA, dijo a la radio RTL: "Siente que se ha roto la confianza".
Los documentos incluían sumarios de conversaciones entre las autoridades francesas sobre la crisis financiera global, el futuro de la Unión Europea, los lazos dentro de la administración de Hollande y sobre el gobierno de la canciller alemana Angela Merkel.
También figuraban los números de teléfono de los funcionarios del palacio presidencial del Elíseo, incluyendo el del presidente, según WikiLeaks.
Irónicamente, el Parlamento francés adoptará el miércoles una nueva medida de inteligencia para impulsar las actividades contraterroristas. Con ella, no será necesaria una orden judicial para hacer escuchas a teléfonos, colocar micrófonos ocultos, cámaras y otros dispositivos.
Los críticos con la ley dicen que permite actividades similares a las difundidas ampliamente por el antiguo contratista de la NSA Edward Snowden.
REUTERS

Leave a reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close